top of page

5 cosas que todo procurador de fondos debe hacer en enero



En esta primera parte del año permitámonos reflexionar y abrir espacios para que la creatividad fluya para construir una estrategia de procuración de fondos centrada en las necesidades de nuestra organización.


El comienzo de este 2023 es una gran oportunidad para traer la creatividad a nuestras organizaciones y pensar de forma diferente sobre cómo conectar con nuestros donantes. La primera parte de enero es un momento crucial y valioso que puede sentar las bases para todo el año, reflexiona Jeff Schreifels, socio principal del Veritus Group.


En una de sus más recientes entradas, Schreifels quien cuenta con más de 25 años de experiencia en procuración de fondos para organizaciones sin fines de lucro, invita a los profesionales de la procuración de fondos a hacer una reflexión para luego abrir espacios que permitan que la creatividad fluya al interior de la organización, atender las áreas de oportunidad del último año y empezar con un plan de procuración de fondos centrado en el donante y en las necesidades de nuestra organización.


Esto es lo que recomienda hacer durante las primeras semanas de enero -desde luego, dedicando tiempo para reflexionar y planificar desde la perspectiva de lo que tu organización necesita.


1. Conéctate en el ahora

No cargues con lo agobiante que pudo ser el fin de año al nuevo año. Programa algo de tiempo libre, puede ser tomarse 15 minutos al día para estar en la naturaleza. Otras formas de autocuidado son hacer una actividad que te guste, respirar con atención, hacer ejercicio, ver un vídeo divertido, hacer algo relajante o consentirte un poco. Sea lo que sea que funcione para ti, Schreifels recomienda ponerlo en tu agenda para que ese tiempo esté asegurado: el autocuidado debería ser tu prioridad número 1 en enero.


2. Agradece a tu equipo

Toma un momento para darles las gracias, igual que lo harías con un donante. Sé específico sobre lo que estás agradecido y, si es posible, comparte el impacto de su apoyo. Si una persona del equipo te ayudó a encontrar una historia de última hora para compartir con tu donante y el donante aumentó su donación debido a lo mucho que le conmovió la historia, ¡asegúrate de compartirlo!


3. ¿Qué te funcionó en el 2022?

La reflexión es una herramienta importante para aprender de nuestros aciertos y errores. ¿Qué ha funcionado? ¿qué no ha funcionado? No rehuyas revisar lo que no funcionó bien o fracasó. Recuerda que cuando fracasamos, significa que hemos intentado algo. El fracaso forma parte de la vida, precisa Schreifels. Y es donde más aprendes sobre ti mismo y tu trabajo.


Lo ideal es reservar un buen rato -al menos dos horas- y salir de la oficina para hacerlo. Ve a tu lugar favorito, como una cafetería y asegúrate de que sea un lugar en el que te sientas inspirado y puedas concentrarte. Tal vez quieras crear unas pautas para ti mismo o simplemente escribir en tu diario lo que se te ocurra. No hay una forma incorrecta de hacerlo, así que mantente abierto al proceso y dedícale tiempo.


4. Comience el proceso de actualización del portafolio de donantes

Schreifels recomienda actualizar el portafolio de donantes con regularidad, al menos dos veces al año. Son momentos muy valiosos para evaluar si hay donantes que necesitan salir de su lista y si hay donantes que necesitan pasar a un nivel diferente. Entonces podrá prepararse para iniciar el proceso de calificación.


Considera dar prioridad a los donantes cuyos donativos tienen una constancia. En el caso de los donantes que aumentaron sus donaciones o se involucraron más el año pasado, ¿es necesario trasladarlos a un nivel superior? ¿Hay donantes que no se comprometieron o cuyas donaciones disminuyeron significativamente y que deban bajar de nivel o posiblemente, dejar de estar en portafolio de donantes?


5. Empezar a pensar de forma transformadora

No importa el tamaño de tu organización, seguramente cuentan con al menos unos cuantos donantes que podrían donar de forma transformadora. Hay que buscar a los donantes que tienen capacidad para más y están profundamente comprometidos con tu OSC. Schreifels recomienda centrarse en tres o cinco.


Al iniciar este proceso, ten en cuenta que puede durar entre 18 y 24 meses. Aquí Schreifels recomienda un plan de comunicación de 12 meses para los donantes, así que esta estrategia va un paso más allá. Para esto, debe conectar intencionalmente al donante con la necesidad. Así que resulta necesario comprender realmente las preferencias e intereses del donante, así como los motivos que los impulsan a participar en tu organización. Es importante que no deje de preguntar. Siga preguntando y continúe presentando oportunidades de donación a lo largo de todo el plan.


Estos pasos son oportunidades que podrás asumir en tu nuevo plan de procuración de fondos para tu organización. Seguramente en el camino habrá que ajustar estrategias, pero ten por seguro que estás dando pasos en el sentido correcto para fortalecer y cumplir los objetivos sociales de tu iniciativa.

Adicionalmente, también es buen momento para definir tus metas profesionales y la capacitación siempre es una buena idea que nos puede ayudar a tener mejores estrategias para iniciar el año con nueva información que abone en nuestra labor.


Si te interesa revisar la oferta académica que ofrecemos LANZA y Veritus Group, ingresa aquí.


Consulta el artículo original.


66 visualizaciones0 comentarios
bottom of page